Taking too long? Close loading screen.

Oratorio de San Felipe Neri

La congregación del Oratorio formalmente se fundó el 2 de mayo de 1712. Tuvo como inicios la función de catequizar a los indios mulatos.

Este lugar también fue una escuela en la que estudiaron Ignacio Allende y los hermanos Aldama, héroes de la independencia de nuestro país. Durante la guerra de independencia.

El Oratorio tiene un estilo mucho más “indígena” que todas las iglesias de San Miguel.  La fachada de cantera rosa es un bello ejemplo del barroco, una gran concha se extiende por encima de la entrada principal. Las puertas de madera talladas son originales y dignas de una observación a detalle. En la parte superior se encuentra la imagen de Nuestra Señora de la Soledad, “la querida Virgen India”.

En su interior se conservan diversos oleos y una valiosa colección de esculturas estofadas, así como altares neoclásicos, un retablo barroco de madera dorada, más de treinta óleos representando la vida de San Felipe Neri, una Virgen de Guadalupe (atribuidos a Miguel Cabrera) y otras pinturas con temas religiosos.

Cuenta la leyenda que cuando los españoles pidieron a los indios que cedieran su iglesia a la orden de San Felipe Neri, ellos lo rechazaron por escrito. Cuando el pergamino fue abierto, toda la escritura había desaparecido y los indios pensando que era un milagro por lo que cedieron a la solicitud española.

Ubicación: Insurgentes 12, 37700, San Miguel de Allende, Guanajuato.